Categoría Cuentos

Share this, please

A short story about suicide and social media.

Anuncios

Leer Más

La espera

Cerrar la puerta del baño aplacó un poco los desolados gritos de su madre.

Leer Más

Natalia

Natalia existe. Ese es el problema.

Leer Más

Insignificante

Por Juan Carlos Rincón Entre las piernas de una puta descansó por fin en paz. La muchacha, al sentirlo inerte, lo entendió satisfecho. Con delicadeza se levantó, vistió, vació la billetera de su cliente (por estrictas órdenes de él) y abandonó el cuarto. La mañana siguiente no hubo escándalo. Rosita, veterana enfermera acostumbrada a la […]

Leer Más

Un Papá Noel enamorado

Mientras el descender del ascensor los alejaba paulatinamente de la música que instantes antes les nublaba hasta el alma, ambos se recostaban en límites opuestos de la máquina. Ella lo observaba con cierta preocupación que él confundía con fastidio. Las puertas se abrieron revelando la salida del edificio. Un taxi destartalado lo esperaba. Ella llamó […]

Leer Más

Navidad en el norte

Después de mucho caminar el muchacho encontró lo que buscaba. Luces verdes y rojas iluminaban la fachada de la hacienda Santa Bárbara, el único lugar en Bogotá que le faltaba por conocer. Una hora entera estuvo ahí, quieto, extasiado, observando los colores parpadeantes. Siempre le había gustado la navidad. Era, pensaba él, una excusa para […]

Leer Más

Una Colombia feliz

COMUNICACIÓN CONFIDENCIAL REMITENTE CERTIFICADO MENSAJE: Honorable Primer Ministra. El día de hoy, tal y como lo dispone la ley de la república, hice la inspección judicial de la casa del periodista Juan Carlos Rincón. Allí el susodicho fue encontrado inerte, con heridas en sus muñecas. Después de una extensiva revisión de su habitación, encontré el […]

Leer Más

[Aquí va tu nombre]

Anoche te soñé y, al despertar, te sufrí. Abrí los ojos, de la misma forma en que muchos otros que te sueñan lo hacen, y observé el vacío a mi lado con un ridículo asomo de pesar. Esperaba, quizás, ver los tímidos rayos del amanecer posarse sobre tu rostro dormido y poder estirar mi mano […]

Leer Más

La medianoche de la puta

Estaba la puta, desnuda, sentada en su columpio favorito. Era de noche y la luna, igual de indiferente que el resto del universo, no le prestaba atención a la ilustre señorita que la observaba con melancolía. El frío era insoportable, pero la puta no lo sentía. Su piel estaba acostumbrada a no sentir. Pensaba, la […]

Leer Más

“Administrando justicia en nombre del pueblo…”

¿No sabía usted que no hay hechos, sólo interpretaciones?

Leer Más