Pero me queda tu sonrisa

Cuando los obstáculos del camino han maltratado tu corazón, soy yo al que acudes.

Te veo venir y la emoción me embriaga. Con una sonrisa tranquila te llamo, pido que te apartes del camino; que descanses un momento. Tus heridas gritan; me cuentan del dolor en tu corazón. Presiento que el cansancio ha sobrecogido tus ideas. Quieres llorar.

Y lloras. Siembras tus lágrimas en mi pecho. Hablas mientras yo veo lo que dices en tus ojos. Amo tus ojos. Negros, vivos, profundos. Y ahora, mientras hablas, tienen formas. Imitan a tu verdugo, a tu corazón, a la indecisión, a la incertidumbre.

Te tomas tu tiempo. Te ahogas y te cuesta respirar. Te detienes en la mitad de las frases, suspiras, y continuas. Yo escucho y acaricio tu piel. Poco a poco van quedando, entre el humo de tus cigarros, los recuerdos más dolorosos. Hablas hasta que se te acaban las lágrimas.

Ahí es cuando entro yo y busco sonreír con mis palabras. Te digo lo que pienso de tu verdugo. Razono, contigo, sobre el camino a seguir. El sentido común se expresa fácil pero se sigue poco. Luego me pierdo en tus ojos, esa oscuridad en calma, y confieso tu perfección. Enumero tus virtudes y le doy solución a tus errores. Te hablo de esperanza, y de dolor, y de la vida, y del mañana. Te recuerdo la belleza de tu sonrisa y te ruego que la intentes esbozar. Lo haces, a regañadientes, mientras yo hago lo posible por hacerte reír. Cuento historias ridículas, abro mi corazón y regalo todo el cariño que hay en él. Te abrazo.

Y no te quiero soltar. Quiero que el mañana, tu mañana, sea a mi lado. Quiero que no estés conmigo sólo por no poder caminar, sino que hagas de mi vida tu hogar. Pero nadie se queda para siempre en el hospital. Cuando estás lista, con fuerzas, te vas. Me regalas una sonrisa y regresas al camino, lista para amar de nuevo, para herir y ser herida.

Entiendo que soy el curandero, la desviación momentánea. Me quedo atrás, viéndote marchar, con la dulce herida que tu sonrisa me imprimió en el pecho.

Anuncios

2 comentarios el “Pero me queda tu sonrisa

¿Qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: