El día que Cúpido renunció

Imagen de jazzylicious

[Transmisión por televisión]

Es un día triste para el mundo entero, en una entrevista emotiva y larga, el gran amado Cúpido ha anunciado su inespereda renuncia al puesto que tanta felicidad le trae al mundo. Al parecer, el ángel se encuentra cansado de un gran número de quejas recientes, enviadas por personas con corazones rotos; miles de suicidas le escribieron culpandolo por sus penas y sus rechazos, todas sus heridas y dolores punzantes eran causados, según ellos, porque cúpido los flechó en un principio, sin autorización alguna de ellos.

Veamos lo que Cúpido nos dijó:

Es triste tener que alejarme del trabajo que he desempeñado por muchos siglos, sin embargo, los testimonios que me han llegado en las semanas recientes han tocado extremos impensables en mi conciencia.

Siempre he tenido personas descontentas con lo que hago, pero al final del día son esas mismas las que me piden que utilice una de mis flechas para alegrarles el día; Ahora las cosas han cambiado, muchas vidas se han perdido en nombre del amor…Jamás pensé que el amor fuera a causar tanto daño, por mucho tiempo el amor ha servido de esperanza, ha servido de puente para eliminar las diferencias y trabajar unidos, pero ahora, el amor es solo dolor, es solo tragedia y las personas no parecen apreciar mi trabajo, de hecho, ya no me quieren haciendo mi trabajo.

Es por esto que he decidido renunciar, gracias por su atención.

[Fin de la transmisión]

Los días siguientes fueron silenciosos, todas las personas en el mundo entraron en un trance extraño, cada rostro que se veía en las calles caminaba sin rumbo alguno, sin sentido, con lagrimas tristes y solitarias derramandose sin control; Los ejercitos vieron reducir su número de miembros impresionantemente: nadie estaba dispuesto a morir por una patria a la que no amaban, ni defender a un projimo por el cual no tenian sentimientos; Las familias se desitengraron lenta y dolorosamente; Las iglesias se quedaron sin fieles y los predicadores se olvidaron de sus dioses; La vida en el mundo continuaba mientras las sonrisas quedaban en el olvido, no más fiestas, no más besos, no más canciones, no más arte, no más pasión, todo se había extinguido.

Los días pasaban lentamente y las personas ya no recordaban a Cúpido, todos parecían haberlo olvidado a excepción de uno de aquellos que le había enviado una carta amenazadora, arrepentido y melancolico le escribió una carta al viejo angel.

Sentado en su oculta casa, Cúpido leía atentamente la carta de aquel joven:

(…) admito que muchas veces he maldecido tú nombre, he sucumbido ante los intensos dolores que me causa la ausencia de esa persona que tanto amo, sin embargo, a pesar de todos los malos ratos, a pesar de cada lágrima derramada y de las veces en que he pensado en largarme de este mundo, recuerdo su sonrisa, recuerdo su mirada y comprendo lo que siempre he sabido en mi corazón: el amor es lo único por lo cual vale la pena vivir.

Conmovido por la sinceridad de la carta, Cúpido se encargó de recuperar el tiempo perdido, sin ruedas de prensa ni grandes anuncios se puso a trabajar fuertemente, pues en el fondo sabia que sin amor, el mundo no sería el lugar maravilloso que es, aunque mucha gente no lo quiera reconocer.

[Jkrincon Out]

Anuncios

2 comentarios el “El día que Cúpido renunció

  1. jk jk muy bueno :p ..” el mundo no sería el lugar maravilloso que es, aunque mucha gente no lo quiera reconocer.”.. muy buena la conclusion y la historia y todo(como siempre) 😀

¿Qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: