El discurso del héroe caído

Por Juan Carlos Rincón Escalante

Donald Rumsfeld es el rostro de Afganistán, Irak y Guantánamo, los colosales fracasos con que Estados Unidos arrancó este siglo. Dependiendo de a quien se le pregunte, ese rostro representa dolor (para las víctimas), traición (para los líderes y ciudadanos que respaldaron una guerra de motivos engañosos), carga política (para los republicanos que aún no se recuperan) o, en síntesis, algo vergonzoso. Pero en “The Unknown Known”, un documental donde Errol Morris lo entrevista en extenso, el ex secretario de Defensa del gobierno Bush se muestra tranquilo, alegre. Hasta satisfecho.

Esta columna fue publicada en El Espectador. Oprima aquí para seguirla leyendo.

Anuncios

¿Qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: