Archivos

Cosa Juzgada Constitucional en Colombia

Por Juan Carlos Rincón Escalante

Un ensayo para mi clase de Juez e Interpretación. Aquí encontrarán el concepto de cosa juzgada y sus variaciones ((a)cosa juzgada absoluta, (b)relativa ímplicita y explícita, (c)aparente, (d)formal, (e)material cuando es inexequible y cuando es exequible) y ciertos comentarios al respecto.

Variaciones de la cosa juzgada: un esfuerzo por la correción y el dinamismo del sistema.

Hace ya muchos años –y debates- que se planteó la idea de que el juez debe ser la boca muda de la ley. Las concepciones de lo que debería ser el derecho se han enfrentado, mezclado y, en ocasiones, rechazado entre sí por completo.

No es motivo de este ensayo el recordar estos debates sino centrarse en un aspecto especifíco: el lugar del juez, y de las decisiones judiciales, en la creación de un sistema con seguridad jurídica a través de la cosa juzgada constitucional.

La coherencia y la sabiduría de la interpretación y, sobre todo, la eficacia de los derechos fundamentales en la Constitución de 1991, están asegurados por la Corte Constitucional. (…) [hay] una nueva estrategia encaminada al logro de la eficacia de los derechos, que consiste en otorgarle de manera prioritaria al juez, y no ya a la administración o al legislador, la responsabilidad de la eficacia de los derechos fundamentales. (…) los derechos son aquello que los jueces dicen a través de las sentencias de tutela.[1]

Si bien el párrafo anterior se refiere sólo a los derechos fundamentales, nos dice mucho del papel de la Corte Constitucional en nuestro ordenamiento jurídico, son los guardianes “de la integridad y supremacía de la Constitución[2], y esto se extiende al control abstracto de las normas. Es la Corte quién decide si una norma pertenece o no a nuestro regimen constitucional.

Es en el contexto de este control abstracto donde el artículo 243 de nuestra carta dice que “Los fallos que la Corte dicte en ejercicio del control jurisdiccional hacen tránsito a cosa juzgada constitucional.”

En este ensayo voy a demostrar que el desarrollo jurisprudencial de la cosa juzgada, si bien puede generar temores acerca de un posible activismo judicial y una extralimitación de funciones, ha sido valioso para garantizar un ordenamiento jurídico dinámico pero que no deja atrás la seguridad jurídica.

Para probar lo anterior voy a (1)enunciar un concepto general de cosa juzgada, y a partir de ahí exponer la (a)cosa juzgada absoluta, (b)relativa ímplicita y explícita, (c)aparente, (d)formal, (e)material cuando es inexequible y cuando es exequible, después, (2)expondré los temores que este desarrollo puede ocasionar para finalizar (3)desmintiéndolos y explicando la importancia de lo que ha hecho la Corte.

Sigue Leyendo.