¿Escribir? No, gracias

Oye, ¿Qué tal te tratan las estrellas?

No respondiste

Supongo que no te tratan.

El silencio jamás abandonó el lugar

Cuando estaba dispuesto a responderte, no preguntaste.

El cuarto sintió los pasos que se alejaban, después de eso, todo fue silencio a la luz de las estrellas. La luna estaba escondida esa noche.

Anuncios

¿Qué piensas?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: