Despierta Colombia, es hora de ir a clase

Muchos colombianos estan considerando la idea de destruir el parlamento (congreso), al mejor estilo de Guy Fawkes.

(Este es el primero de varios artículos sobre la “Para-Política”)

“Remember, remember, the fifth of November, the Gunpowder Treason and Plot. I see no reason why Gunpowder Treason should ever be forgot”

“Recuerden, recuerden, el cinco de noviembre, el complot y la traición de la polvora. No veo motivo alguno para que la traición sea alguna vez olvidada.”

Desde pequeño he tenido una extraña idea en mi cabeza, hoy en día me pregunto de quien la aprendí o en quien me inspiré para tomarla como verdadera, sin embargo, es una idea que ha resistido el ataque de argumentos y experiencias, una idea que ha sobrevivido al tiempo y al cambio que todos los humanos sufrimos, es una idea sencilla pero contundente: todos los politicos son corruptos.

Por supuesto, los fundamentos para mi conclusión han evolucionado con los años, los conocimientos han expandido mis puntos de vista y en ocasiones me han hecho dudar de mi planteamiento, sin embargo, y siendo fiel a la teoría falsacionista (tomar todo lo que no es falso como verdadero hasta que se demuestre lo contrario), no he encontrado una prueba contundente que me haga pensar lo contrario sobre los politicos; Esta idea entra en conflicto con uno de mis credos: “Toda generalización tiene su excepción”, sin duda alguna no todos los politicos son corruptos (al menos, eso espero), pero el sentimiento general es amargo y desconfiado.

¿Se reduce mi idea a la politica colombiana? No estoy muy seguro, sin embargo, este artículo no pretende escaparse del suelo tricolor, los trapos sucios se lavan en casa.

Cuando salgo a caminar por nuestras calles siento curiosidad por las personas, toda la estructura política de nuestro país está tambaleandose y, sin embargo, el pueblo parece inmutable, observamos las noticias cómo si fueran de una nación lejana o un simple juego más de los grandes “Doctores”, la mayoría de las personas han desarrollado una insensibilidad política poco saludable, ¿De verdad a nadie le interesa? Quizás no sea eso, pienso que muchos colombianos, al igual que yo, hemos tenido la idea de una política corrupta, y todos los hechos reciente son una triste confirmación de nuestras viejas y tristes deducciones.

Somos el país del olvido, nuestro único nobel se ha encargado de repetirlo hasta el cansancio en su gran variedad de obras, parece que cuando nuestro país (por país, entiendase pueblo) recibe un golpe lo suficientemente fuerte como para despertar, solo cambia de posición, abre los ojos por un segundo y con un fuerte bostezo regresa al largo letargo, y a la comodidad de permitir que otros manejen sus riendas.

La “Parapolítica” ha generado un escándalo sin precedentes, y aún así parece confirmar lo que ya sabíamos desde hace un par de décadas, nuestro sistema democratico se encuentra plagado de injusticias, los favores políticos (comunmente conocidos como “palancas”) conforman la diplomacia rutinaria, muchos votos son comprados, las personas son intimidadas y amenazadas, las ideas han sido reemplazadas por fúsiles y gritos ahogados, Colombia se está sofocando poco a poco en un mal recurrente, un mal que tiene muchas caras y ramificaciones que ni el presidente de la república se salva de nuestras dudas.

Cuando alguien con el poder suficiente para no ser asesinado se decidió a hablar, nuestros más grandes temores se han confirmado y ahora nuestra estructura política tiene que afrontarse a su más grande prueba en muchos años: la desconfianza.

Alisten sus crispetas señores, el circo acaba de empezar.

[Jkrincon Out]

Imagen de disposableheroine.

La luna es mi testigo

Todavía, cuando el viento decide visitar mi ventana en la noche, escucho el susurro de tus promesas rotas.

A lo lejos, enmarcada por un grupo de traviesas estrellas, la luna se encargaba de iluminar la perezosa noche, su inusual brillo de color naranja convertia el cielo en una obra de arte, sin embargo, no había tiempo de presenciar ningún espectaculo, la noche era larga y faltaba mucho trabajo por terminar.

Trabajan incansables, con una fuerza fantástica que no le da tregua alguna al cansancio; Sus herramientas son poco tradicionales pero muy eficientes, armados con largos y fuertes abrazos empiezan a coser la desgastada superficie; Los besos, arrebatados descaradamente de los labios, penetran y urgan en las profundidades buscando encontrar aquella daga que tanto se siente pero no se ve; Las caricias se encargan de mojar aquella superficie árida y seca; Todos trabajan unidos, siguiendo el ritmo de un corazón roto y empleando todos los medios para repararlo, ellos son la medicina que tú me has regalado, gracias a tí el proceso de sanación ha comenzado y sin duda alguna terminará pronto.

Gracias a tí tengo un nuevo corazón, es hora de estrenarlo.

Sin embargo, el viento continúa susurrando historias de terror en mis oidos.

Imagen de Ivcross

KISS

Keep It Simple, Stupid

“Mantenlo simple, estúpido”

Alguna vez escuché un consejo que me decía “Nunca mires atrás, siempre hacia adelante”, sin duda alguna me ayudo a sobrellevar los problemas que en esos instantes me aquejaban, sin embargo, la palabra “Nunca” en esa frase queda grande y la lleva a un extremo indeseado y poco saludable.

Mirar atrás es un ejercicio necesario, aquellos problemas sin solución que tanto nublaban nuestra vista en el pasado pueden ser vistos en perspectiva y con el descanso de momentos ya dilapidados en el tiempo, de este modo nos damos cuenta de cómo muchas veces hicimos lo posible por complicarnos la vida, el calor y las dificultades del momento nos llevan a armar tormentas, la neblina no nos permite ver el camino por recorrer y solemos caer en depresiones, nos sentimos derrotados y sin sálida.

Mantenlo sencillo, estúpido. Recuerda siempre que de peores has salido, recuerda que de peores saldrás y siempre la mejor solución se encuentra al frente de nuestros ojos, solo que no somos capaces de verla.

[Jkrincon Out]

No soy racista (pero sí homofóbico)

En mi rutina diaria de mirar por encima El Tiempo.com me percaté de una noticia digna de hace un par de siglos: A dos niñas les negaron el ingreso a un colegio por ser lesbianas. Por supuesto, una vez el sistema penal de Colombia recibió la tutela de las estudiantes, el colegio se vió obligado a aceptarlas de nuevo en sus aulas, pero el día de hoy me encuentro con un titular triste y despreciable:

Con protesta recibieron a lesbianas que ganaron tutela para volver al colegio.

‘No las queremos’, les gritaron cerca de 700 alumnas del colegio Leonardo Da Vinci de Manizales, mientras las dos jóvenes de 16 y 17 años, hacían trámites para regresar a clases. (…)

Magola Franco Pérez, rectora del Da Vinci, y los profesores de la institución, en el nororiente de la capital de Caldas, aseguraron que la manifestación fue espontánea y que ellos ni la promovieron ni la organizaron. En otra de las arengas, las estudiantes gritaban “¡Magola, Magola!”, como muestra de apoyo a la rectora.

Es impresionante ver que en el siglo XXI, un colegio sea tan retrogrado* como para cometer un acto de intolerancia de ese calibre. ¿Acaso por ser lesbianas no son seres humanos? ¿Cuál es el daño tan grande que le han hecho a la humanidad? Apuesto que entre las estudiantes que protestaron podríamos encontrar crimenes más graves que el de tener preferencias sexuales diferentes. Pero eso no es todo, la rectora se encargó de apoyar la protesta:

“Ellas tienen derecho a protestar”, aseguró ella, que no les ordenó a las alumnas ir a los salones para comenzar las clases y, en cambio, presenció parte de la manifestación desde las afueras de su oficina.

¿Qué tal si la protesta* hubiese sido en contra de la rectora? ¿También tendrían “derecho a protestar”? Claro, no importa que pierdan clases, si la rectora es tan ignorante como parece, no se que pensar del colegio en general.

Pero por supuesto, las señoritas líderes de la protesta tenían algo que decir:

Dos voceras de las manifestantes argumentaron que solo quisieron apoyar a la rectora y rescatar la reputación del colegio. “En la calle nos están diciendo a todas (cerca de 1.500 alumnas) que somos lesbianas”, dijeron.

Y en el mundo a los colombianos nos suelen decir terroristas, narcótraficantes, drogadictos y muchas calumnias más, pero aquellas personas que valen la pena, que son capaces de mirar más alla de las apariencias superficiales, saben reconocer que somos un país de gente hermosa y gente pujante, ahora quiero plantear la pregunta ¿Vale la pena alguien que me estigmatice de ese modo sin conocerme? A palabras necias, oidos sordos, pero claro, nada se puede esperar de unas alumnas cuya rectora es una intolerante.

Honestamente, no entiendo el problema de estudiar con alumnas/alumnos homosexuales, en mi colegio conozco más de un par de personas con preferencias sexuales “diferentes” al común denominador, pero eso no las hace malas, de hecho, muchos de ellos son las mejores personas que he conocido en mi vida.

La mejor frase del artículo (y que me devuelve la esperanza en la sociedad colombiana) nos la regala la defensorá del pueblo:

Sería el colmo que en Manizales toque crear un colegio solo para lesbianas, otro para marihuaneros y otro para negros

En un segundo pensamiento, ¿Qué tiene de malo ser lesbiana? Si yo fuera mujer, también lo sería.

[Jkrincon Out]

Once in a lifetime

¿Qué tan a menudo encuentras la persona indicada?

Después de un día pesado en el colegio me he encontrado con una grata sorpresa al lado de mi Xbox 360, por fin había conseguido una película que he querido ver desde el año pasado: Once.

La historia es muy simple, y aún así, logra ejemplificar de una manera muy profunda las diferentes relaciones humanas. La película fué filmada en tres semanas, solo con dos cámaras en mano, un equipo muy pequeño y dos actores nuevos, sin embargo, es la mejor película que he visto este año.

Es un musical moderno, sin grandes y tontas coreografías, o momentos caricaturizados, solo dos personas compartiendo su pasión por la música y contando sus historias, conociendose de una forma poco convencional y secretamente enamorandose el uno del otro, son dos extraños que se cruzan sin conocerse en realidad, cada uno con su propia historia, su propia vida, sus propios pesos en el corazón, pero ambos humanos y ambos en el constante caminar que la vida les presenta.

La película es 60% música, y todas las canciones son hermosas, las letras unen los momentos de una película que parece una grabación de la vida real; Es una película creíble, sincera y sencilla, pero sobre todo, una película inspiradora.

Es fácil pensar al final que acabas de ver una anecdota de un amigo cercano, o un conocido, una historia más en nuestras vidas, pero sin duda alguna, es fácil salir con una sonrisa después de ver la película. Incluso, los créditos no son lo suficientemente largos para volver a escuchar todas las canciones, pero las que suenan son las mejores.

Vale la pena recordar “Falling Slowly”, canción ganadora del Oscar y que pertenece a está película.

¿Qué tan a menudo encuentras a la persona indicada? Quizás solo una vez en la vida.

[Jkrincon Out]

Would the real Jkrincon please stand up

Bien, he vuelto, claro que no puedo decir sinceramente a donde he vuelto. Amo el mundo de los blogs, amo las posibilidades de expresión que el internet brinda y amo la máscara que nos regala, es una protección virtual que permite presentar distintas facetas, por supuesto, todo argumento es tan relativo en si mismo que depende de muchos factores para ser aplicado, quizás más adelante profundice en este tema (mi historia me dice que es poco probable hacerlo, pero espero probarme incorrecto).

¿Qué tengo para ofrecerte a ti, mi querido lector? Absolutamente nada, y al mismo tiempo, aprendizaje. Dudo mucho que mi verdadero yo salga a relucir en este espacio, sin embargo, muchos argumentos serán planteados, historias, puntos de vista, sentimientos, pasiones, que pueden no ser mias directamente (aunque, en su mentira el escritor se convence) pero si son de este mundo, observando y escuchando hay siempre algo para aprender. No escribo para que me leas, pero si lo haces estoy seguro de que algo tocará tú alma, no por mi ni mucho menos, sino por la vida misma, ese extraño cuento que todos tenemos que escuchar.

Review de Assassin’s Creed

Inicia con una idea llamativa que lo hace diferenciar de los demás, sin embargo, varios aspectos no le permiten ser un gran juego.

Puntuación: 7.5 de 10

La más reciente creación de Ubisoft intenta sonar como una atrevida historia que ataca los diferentes puntos religiosos y politicos de el siglo XII, unido con una interesante historia futurista y un mundo abierto para explorar a fondo, pareciera que este se llevaría todos los honores del 2007. Sin embargo, su fuerte inicio se pierde en una historia predecible, un final irritante y un modo de juego repetitivo hasta el cansancio.

La presentación de Assassin’s Creed es excitante, la primera vez que pones el disco en tu consola puedes ver una secuencia cinemática (antes de entrar al juego) con gráficas dignas de la nueva generación, el detallado escenario, los movimientos de tu personaje y la manera en que termina, unida con unos pequeños cortes de imagen que le dan su toque futurista, hace mucho más que vender el juego: pone las esperanzas muy arriba para lo que vendrá.
Sigue leyendo el review.

Quería

Quería escribirte una canción, al parecer no es suficiente la ilusión que encuentro en mi corazón.

Quería ser meliodoso, quizás causar un sentimiento, al parecer las palabras se cansaron de mis sueños.

Quería escribir un poema, uno rapido y hermoso como aquellos de antaño, al parecer sin rimas me he quedado.

Quería sonreir, al parecer los buenos momentos se extinguieron.

Quería ser feliz, al parecer era mucho pedir.

Quería ser sincero, al parecer las mentiras son más faciles de confesar.

Te quería a tí, al parecer eres de lo único que se escribir.

Quiero olvidarte…

No, en realidad no es lo que quiero, claro que desde aquel momento me adentre en un mundo donde no hay distinción de sentimientos, lo que quiero no concuerda con mis decisiones, todo es paralelo o quizá mis palabras no hacen mucho sentido, lo que quiero decir (entendiendo la ironía de hablar de un “querer”) es que no se lo que quiero, o no se si lo quiero, pues lo unico que quería nunca fué, ni será.

Ahora que juego a pensar me pregunto si en verdad eso era lo que quería, pudo haber sido un simple capricho…No, no hay necesidad de engañarme, si eras lo que quería, eras lo que soñaba, eras lo que día y noche añoraba, por tí mis poesías rimaban, en ti me inspiraba.

No, no quiero olvidarte, tengo miedo de que si te olvido se me aleje mi inspiración, mis escritos son tristes pero por algun motivo me hacen sonreir…Ellos me llaman loco, lo dicen porque no saben, no ellos no saben que cada palabra de mis relatos me forma una imágen, a veces son tus ojos los que siento mirarme de cerca, casualmente recuerdo tus labios, rojos y atractivos murmurando confesiones de amor; en ocasiones, cuando hago el intento de rimar y asemejar una canción, recuerdo tú cuerpo, bailando al son del espectaculo que la luna y las estrellas te ponían, siempre parecían felices cuando te veían bailar, yo soy feliz al recordar mientras mi corazón baila al compás de una ilusión. Ellos no lo saben, ellos no entienden mis letras, si lo entiendo para ellos no tiene sentido, solo son unas palabras hablando de incoherencias, quizá no me volveran a leer pero no es mi culpa, mi corazón no sabe escribir, o simplemente no le preocupa escribir, solo le preocupa recordarte, tal y como eras ayer.

Las lagrimas que estoy derramando no tienen nombre, no tienen dueño, no son de mi cuerpo, son de mi corazón, el pobre se está ahogando, cada mañana me dice que debo continuar, que debo seguir, pero el mundo no entiende que es el mismo mundo lo que menos me importa, de hecho el mundo como lo conocen no es mi mundo, mi unico mundo eres tú…No, no te puedo olvidar, prefiero sufrir una vida de recuerdos dolorosos a no poder recordar como eres, tus ojos, tus labios, tu cuerpo, tu hermosura, tus hechizos, tus palabras, no te olvidaré, no soy capaz, si te olvido me olvido de mi corazón, no es una opción.

Ahora en mi locura me pregunto si quizá ya te olvide, tambien me pregunto si existes en realidad…Si, existes, ¿Cómo lo se? Es sencillo, esta noche que mis lagrimas se escapan la luna sonrie como nunca, en algun lugar de este pequeño mundo estarás tú, bailando esa melodía que hechiza mis recuerdos y mis sentimientos.

Volar es cosa de sueños

Hace muchos años un humilde escritor solía escribir pequeños poemas que le vendía a la gente, tenía una pequeña tienda donde la gente lo solía visitar y, gracias a su habilidad, los escribía al instante, dejando fascinados a quienes lo visitaban. Un día inesperado, la tiendita cerró y nadie volvió a saber de aquel sencillo escritor, la gente lo creía muerto y pronto su hogar se dió al olvido, nadie recordaba al escritor, si estaba vivo, la gente lo había rondar por la casa y ocasionalmente salía a buscar herramientas, pero nunca hablaba con nadie, y según decían, no volvió a escribir.

Muchos años después el escritor me citó en su hogar, al entrar la casa se veía destruida por los años, el pobre viejo se notaba cansado y al parecer un dolor en el corazón no lo dejaba sonreir, sin mucho tiempo y muy aprisa me dijo:

“Un día, la mujer más hermosa que he conocido llegó a mi tienda, me pidió solo una cosa, me dijó que quería volar. Escribí cientos de poemas pero ningunó cumplió su cometido, decepcionada la mujer se tuvo que ir, yo no lo podía aceptar, su sonrisa era lo más hermoso que podía existir, tenía que ayudarla a volar. Todos estos años he estado trabajando, intentando construir unas alas capaces de levantarla de la tierra y cumplirle su sueño, sin embargo, he fracasado y mi vida ya está terminando, solo entregalé este papel y dile que lo intenté, con todas mis esfuerzas los intenté, pero soy un simple escritor, no se nada de alas ni de volar.”

Luego, al encontrarme con la mujer y ella leer la carta me enteré que solo era una frase, la cuál decía: “He muerto triste, pues yo sentí que volaba al verte sonreir, disculpa no poder devolverte el favor.”